POST

La interacción social diaria durante un tiempo determinado entre personas mayores o envejecidas prematuramente con personas adultas podría favorecer una mayor longevidad y más saludable para todas ellas, según se desprende de un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) realizado en ratones.

La soledad no deseada y el sentimiento de vacío existencial es un problema real y alarmante en toda la población, que poco a poco se va convirtiendo en una epidemia y que se trata de disfrazar para convertirlo en un tema "tabú" y ajeno a nosotros, cuando paradójicamente es la concienciación de dichos valores los que enriquecen una sociedad...

1. Cuidar la alimentación es fundamental para mantener un sistema inmune fuerte. Seguir una dieta con productos de proximidad (o kilómetro cero), incluyendo verduras y frutas de temporada, acompañadas de huevos ecológicos/camperos, carne y pescado. Los hidratos de carbono, mejor integrales.

• La palabra "ageism" o edadismo en castellano fue acuñada en 1968 por el gerontólogo y psiquiatra estadounidense Robert Butler, quien se basó en los términos sexismo y racismo. El autor lo describió como "la discriminación de las personas mayores por razones de edad cronológica"

La pérdida de seres queridos, la soledad, la falta de motivación o los problemas de salud sí pueden provocar esa sensación de tristeza, así que es fundamental que reciban apoyo para evitar contratiempos como la depresión, que afecta a uno de cada diez mayores. La proporción es incluso más elevada en el caso de aquellos que viven en residencias...