Cómo levantar el ánimo y evitar la depresión en personas mayores

05.07.2022

La pérdida de seres queridos, la soledad, la falta de motivación o los problemas de salud sí pueden provocar esa sensación de tristeza, así que es fundamental que reciban apoyo para evitar contratiempos como la depresión, que afecta a uno de cada diez mayores. La proporción es incluso más elevada en el caso de aquellos que viven en residencias o en soledad.

El apoyo de la familia, la socialización y los hábitos saludables son los remedios principales para combatir este inconveniente y mantener un estado de ánimo positivo.

7 consejos para cuidar la salud mental y emocional de los mayores

> Recibir el apoyo de la familia. Esta es una de las recomendaciones indispensables. Nuestros mayores necesitan sentirse queridos y valorados por los suyos, quienes deben pasar tiempo con ellos, escucharlos y expresarles el cariño que requieren.

> Socializar con personas de su misma edad. Evitar la soledad es clave para prevenir los sentimientos de tristeza y caer en la depresión. Relacionarse con otras personas mayores, participando en actividades, acudiendo a centros de día o simplemente paseando y sentándose en un banco del parque para conversar, es muy beneficioso para su salud mental.

> Practicar ejercicio físico. La expresión latina 'Mens sana in corpore sano' tiene plena validez a cualquier edad. Es importante que las personas mayores realicen algún tipo de actividad adaptada a sus posibilidades, puesto que, además de los beneficios que tiene para la salud física, también ejerce un efecto muy positivo sobre la salud mental. 

> Mantener una dieta sana. Del mismo modo que el ejercicio, cabe destacar entre las recomendaciones clave una alimentación adecuada, por ejemplo, con una dieta como la de estilo mediterráneo, rica en verduras, frutas, pescado, legumbres y aceite de oliva, y baja en grasas y carnes rojas. Algunos alimentos como el pescado, y diversas frutas ricas en vitamina C, como las naranjas o los kiwis, tienen propiedades beneficiosas para la salud mental.

> Salir al aire libre con frecuencia. Es cierto que el clima de lluvia no favorece pasar mucho tiempo fuera de casa. Sin embargo, pasear un rato y dejarse tocar por los rayos del sol en las horas de la mañana es algo muy positivo, ya que los rayos ultravioleta provocan que el organismo genere serotonina, una hormona que nos ayuda a combatir la tristeza.

> Dedicar tiempo a los juegos. Las actividades lúdicas ayudan a mantener la mente despierta, permiten olvidarse, aunque sea momentáneamente, de las preocupaciones y, por tanto, ayudan a prevenir los síntomas de la depresión. Si además se puede jugar con otras personas -al ajedrez, a las cartas, al dominó, etc.-, ello conlleva el beneficio de la socialización. Pero también se puede jugar a solas, haciendo sudokus, crucigramas, solitarios, etc., que constituyan un estímulo para la mente. Se ha demostrado que de este modo se previene la depresión, la ansiedad y el Alzheimer.

> Invertir en buen humor. ¿Qué mejor que reír y sonreír para alejarse de los pensamientos negativos? Esta es una práctica excelente para elevar el estado de ánimo a cualquier edad, y la familia y los amigos pueden ser decisivos para contribuir a que los mayores pasen buenos momentos. Además, la risa -así como el ejercicio- favorece que liberemos endorfinas, hormonas que funcionan como potentes estimulantes naturales y que, además de reducir el dolor, ayudan a sentirse a gusto y a mejorar el estado de ánimo.


Bibliografía

https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-la-depresion-el-anciano-13111062

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/tercera-edad/control-patologias-cronicas/depresion-tercera-edad.html

Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos. Las personas mayores y la depresión https://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/las-personas-mayores-y-la-depresion